Corina Morera Villar  
 
  Un Beso; 19-10-2017 19:49 (UTC)
   
 

Un Beso;




         La foto y el texto son de la autora, si quieres copiar cualquier cosa, ponte en contacto. 

 
Llevaba 7 días buscando, pero no había hallado nada que le sugiriera que lo que buscaba se había encontrado alguna vez en los resquicios de su anatomía o entre los alborotados y nublosos recuerdos que se contienen en las mentes aún sin madurar. Y aquello era la gota que colmaba la presa que la contenía…
 
<<De la más tierna infancia,
Que como bulto de camino cargaba
A su pecho y a su espalda.
Y no había hallado nada.
Nada.>> 

Nació siendo verso entristecido en un tiempo aún muy joven para ella… lo sabía, y allí se encontraba buscando un símbolo, la propia flor en su tierra: una caricia del agua que no fuera tormenta; un toque del viento que no hiriera su piel fina; una sonrisa del sol ardiente que sin querer no la quemara… buscó un beso; de entre sus labios un beso en una cara redonda de niña o de adolescente, daba igual, solo buscaba un beso en el mar de su memoria…
 
-Cuéntame, ya ha pasado una semana. Te dije que me relataras una anécdota de tus padres. Un beso que te hubieran dado en algún momento. ¿Recuerdas el ejercicio?

 
-Sí, pero no tengo nada en mi memoria. El sentido común me dice que es imposible, lo sé, es imposible, pero mi cerebro me dice que nunca me han besado. No recuerdo ninguno,… ninguno. No soy capaz... Ni uno importante, ni uno simple o trivial… No están ahí…

         El infinito parecía ser el centro de su atención, no parecía dispuesta a contemplar cara a cara a su médico, como si temiera su respuesta. La doctora hizo una pequeña pausa antes de continuar, sopesando quizás lo que debía hacer, y finalmente pareció tomar una decisión. La salita pareció más chica y oscura de repente para ambas.
 
-Yo no puedo seguir contigo, está claro que no te ayudo. Voy a derivarte –. La doctora suspiró y rellenó una nueva solicitud en donde la paciente pudo leer su nuevo destino: Psiquiatría.

No lloró, ya lo había hecho durante un rato en su casa pensando que había estado viviendo sin besos y no lo sabía, y había llorado después porque era patético llorar por eso. Y ya estaba seca.

Como en un mal truco de magia habían hecho desaparecer de su mente el poco calor afectuoso que le quedaba para recordar, y debía sin embargo cargar a cuestas con escenas como esa. Ojalá pudiera con su conciencia desbaratar ese momento y hacerlo caer en la torre desmoronada de aquellos besos robados.

Pero solo era verso entristecido que debía seguir su vida de estrofa en estrofa, buscando la métrica perfecta o imprecisa que lograra hacerle gritar de alegría al ver la rima genial y apasionante de dos palabras que unidas (¡por una vez!) no invocaban al dolor. Pero por ahora, todas iban seguidas, como desdichado recurso literario, del siguiente verso final como continua e irónica repetición:

 
Su falta de recuerdo, jamás la dejó olvidar... 



By: Corina Morera Villar


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

DERECHOS PARCIALMENTE RESERVADOS POR CC

Creative Commons License
Corina MV by Corina is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 2.5 España License.
Based on a work at www.paginawebgratis.es

 
  Publicidad

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=